Los parásitos son organismos que se alimentan a partir de otros seres vivos. Algunos de ellos pueden afectar a los perros y causarles graves daños. En este artículo hablamos sobre diferentes tipos parásitos en perros y cómo detectarlos.

Tipos de parásitos en perros

Existen dos tipos de parásitos en perros:

  • Parásitos internos: viven dentro del animal, donde pueden colonizar el intestino, el hígado e, incluso, el corazón.
  • Parásitos externos: viven sobre la piel o el pelo del animal. Además de sustraerle nutrientes, pueden transmitirle bacterias y parásitos internos.

Parásitos internos en perros

Los parásitos internos más comunes en perros son:

  • Echinococcus: son los principales parásitos intestinales en perros. Se trata de unos gusanos muy pequeños que los canes ingieren al alimentarse de vísceras crudas de ungulados infectados.
  • Leishmania: es un protozoo que llega a la sangre del perro mediante la picadura de un flebotomo (Phlebotamus), un insecto similar a un mosquito que se alimenta de sangre.
  • Dirofilaria: se trata de un gusano muy pequeño que coloniza la piel (D. repens) o los pulmones y el corazón del perro (D. immitis), dependiendo de la especie. Su contagio se produce mediante la picadura de mosquitos del género Culex.

Parásitos externos en perros

Los principales parásitos externos en perros son las pulgas, las garrapatas y los mosquitos. Estos animales se alimentan de la sangre del perro. Además, pueden transmitirles enfermedades bacterianas y parásitos internos.  

Síntomas de parásitos en perros

Los síntomas de parásitos en perros dependen del patógeno y de la respuesta inmune del animal. Sin embargo, existen algunos síntomas comunes.

Síntomas de parásitos externos en perros

Los parásitos externos se detectan fácilmente en la piel o el pelo. Las garrapatas y pulgas suelen esconderse en las axilas, las orejas y el cuello. Además, el animal se rasca más de lo normal.

En cuanto a los mosquitos, son muy difíciles de controlar. Por ello, es muy importante evitar su contacto con el perro.

Síntomas de parásitos internos en perros

Los síntomas de parásitos internos pueden tardar años en aparecer. Es el caso de la dirofilariosis, cuyos síntomas más comunes son alopecia, heridas, tos, jadeos, fatiga y pérdida de peso.  

Entre los síntomas de la leishmaniosis se encuentran la pérdida de pelo y la aparición de heridas, sobre todo en el hocico y las orejas. Cuando la enfermedad avanza, el perro se muestra muy apático y aparecen daños en los órganos.

En cuanto al Echinococcus y otros parásitos intestinales en perros, son fácilmente detectables en las heces, donde se observa directamente a los gusanos.

Cómo eliminar parásitos en perros

Para evitar las duras consecuencias de los parásitos en perros es muy importante la prevención mediante repelentes de insectos (collares, sprays, pipetas) y seguir el calendario de desparasitaciones.

Una vez están presentes, la eliminación de parásitos internos en perros es compleja y, a veces, imposible. Por ello, ante la aparición de los primeros síntomas es muy importante acudir al veterinario. En las Clínicas Mivet estaremos encantados de administrar un tratamiento y realizar el seguimiento de la enfermedad.

Bibliografía

  • Cordero, M. & Rojo, F. A. (2007). Parasitología general. McGraw Hill Interamericana. Madrid.
  • Prieto, G. & Simón, F. (2002). La filariosis: importancia sanitaria, situación actual y perspectivas futuras. Ediciones Universa Terra.