Los perros chihuahua o chihuahueños proceden de un estado de México que lleva su mismo nombre. El origen exacto de esta raza se desconoce, aunque un perro muy semejante aparecía ya en las decoraciones arquitectónicas de la civilización Tolteca. Desde entonces, el chihuahua ha acompañado a numerosas familias, tanto mexicanas como de todo el mundo. Veamos qué lo hace tan especial.

Características físicas del chihuahua

Los perros chihuahua son animales de tamaño muy pequeño. Pesan entre 1 y 3 kilogramos, aunque presentan un cuerpo compacto y proporcionado, con el pecho ancho y el lomo musculoso.

La principal característica de los perros chihuahua es la forma “amanzanada” de su cabeza, con un hocico bastante corto. En su cara destacan unos ojos grandes y redondos, así como sus orejas, que permanecen erectas y abiertas durante el reposo. En cuanto a su cola, es moderadamente larga y se arquea hacia el lomo, formando un semicírculo. Su pelo presenta dos variables y puede ser corto o largo, así como tener diversos colores. Aunque suelen ser de un único color, también los hay moteados o con patrones característicos.

Carácter del chihuahua

El carácter del chihuahua es muy particular. Son animales inquietos y curiosos, a los que les encanta investigar y descubrir cosas nuevas. Además, a pesar de su tamaño, destacan por ser especialmente valientes, por lo que es común que gruñan a perros más grandes si no están bien socializados. No es así con los perros de su tamaño, con los que suelen llevarse bastante bien.

Debido a su talla pequeña, se mantienen siempre alerta, por lo que son buenos vigilantes en casa. Sin embargo, según su educación, son una buena compañía o todo lo contrario, ya que pueden canalizar su gran inteligencia de maneras muy diversas. Con un adiestramiento adecuado, los perros chihuahua son sociables, cariñosos y fieles, pero, si no se les educa correctamente, es fácil que se muestren agresivos y territoriales.

Cuidados del chihuahua

Conocidas las características del chihuahua, hablemos ahora de sus cuidados principales. Los perros chihuahua son una de las razas mejor adaptadas a la vida en los pisos de la ciudad. Se debe a que requieren un ejercicio moderado, debido a su pequeño tamaño. Esto no quiere decir que no necesiten pasear, al contrario, son animales curiosos que tienen que salir a olisquear y gastar energía. Por ello, debemos sacarles a pasear, al menos, dos veces al día.

Debido a su gran inteligencia, es habitual que los perros chihuahua se vuelvan caprichosos y manipuladores, por lo que debemos evitar mimarles demasiado. También es aconsejable protegerles del frío en invierno, ya que son bastante sensibles a las temperaturas bajas.

Por último, como el resto de perros, los chihuahuas deben estar vacunados y desparasitados. Además, es fundamental prevenir enfermedades propias de esta raza, como las patologías dentales y el colapso traqueal. Para ello, es fundamental que acudan al veterinario con regularidad. En las Clínicas Veterinarias Mivet estaremos encantados de cuidar de la salud de tu chihuahua, así como de resolver todas tus dudas sobre esta raza. Así pues, si has adoptado a un cachorro chihuahua o a un ejemplar adulto, busca en tu provincia la veterinaria Mivet más cercana y no dudes en visitarnos.

Fuentes:

  • Internationale, F. C. (2019). FCI-Standard Nº 218. Chihuahua. Thuin, Belgique: Federation Cynologique Internationale (FCI).