El akita inu es un perro de aspecto imponente. Fuerte y de carácter reservado con los desconocidos, con su familia, al contrario, se muestra cariñoso, noble y protector. Pero compartir vida con un akita inu requiere experiencia previa en el manejo de perros y ser capaz de educarlo correctamente, dado que tienden a la cabezonería. Por ello, sigue leyendo este artículo sobre las características del akita inu.

Características físicas del akita inu

Los perros akita inu son de origen japonés. Utilizados para el combate, su físico resulta impresionante. Son de talla grande y constitución sólida. El cráneo es amplio, de frente ancha y sin arrugas. El stop está bien definido. La trufa es grande y negra. El hocico es de tamaño medio, fuerte y más estrecho hacia la punta. La caña nasal es recta. Muerde en tijera.

Los ojos son pequeños y tienen una forma casi triangular. Son de color marrón oscuro. Las orejas también son pequeñas, gruesas y triangulares. Las puntas están ligeramente redondeadas. Se mantienen erguidas y con cierta inclinación hacia delante. El cuello está bien musculado y carece de papada. El lomo es amplio y la espalda recta. El pecho es profundo y dispone de unas costillas ligeramente arqueadas. El abdomen se presenta recogido. La cola es de implantación alta, gruesa y la lleva completamente enroscada sobre la grupa. Cuando la baja, la punta casi llega a los corvejones. Las patas delanteras son rectas y fuertes. Las posteriores también destacan por estar bien desarrolladas. Así mismo, los pies son gruesos, arqueados y redondeados.

Respecto al manto, la capa externa es de pelo liso y duro. En cambio, la interna es abundante, pero fina. La longitud del pelo aumenta en las zonas de la cruz y las caderas y todavía es más largo en la cola. El color es rojizo-leonado, sésamo, atigrado e incluso blanco.

Carácter del akita inu

Destaca su fidelidad a sus cuidadores y su carácter tranquilo. Con su familia mostrará su faceta más cariñosa y le encantará compartir tiempo y actividades con ellos. En cambio, ante los desconocidos se mostrará distante. Incluso ante otros perros, sobre todo si son machos, pueden surgir peleas. Es imprescindible que se le proporcione una adecuada socialización y una correcta educación para minimizar este y otros problemas de conducta. No es un perro para principiantes. Hay que tener en cuenta que son muy tercos. Por otra parte, suelen mantener una actitud alerta y tienen una energía considerable que deben canalizar. Son valientes y muy inteligentes.

Cuidados del akita inu

El éxito en la convivencia con el akita se basa en una buena educación, en cubrir sus necesidades básicas y, muy importante, en estimularlo física y mentalmente. Es fundamental optar por una educación siempre libre de violencia, pues resultaría contraproducente. Hay que tratarlo con paciencia, tranquilidad y perseverancia. Además, los perros akita inu necesitan ejercitarse, aproximadamente unas 2-3 horas al día y con la posibilidad de realizar alguna carrera o juego suelto. De lo contrario aparecerán problemas de conducta.

En cuanto al aseo, se recomiendan cepillados frecuentes, mejor a diario, para mantener en perfecto estado su abundante pelaje. Los cuidados veterinarios son imprescindibles y deben dejarse en manos de profesionales como los de las Clínicas Veterinarias Mivet.